Ingredientes caseros para unos pies a prueba de sandalias


Los pies son los grandes olvidados a los que sólo prestamos atención con la llegada del calor y las sandalias, soportan todo el peso de nuestro cuerpo y albergan gran cantidad de terminaciones nerviosas. Los expertos en terapias como la reflexología podal sostienen que a través de ellos se puede se pueden aliviar molestias de todo tipo, desde el dolor de espalda hasta el asma.

Cuidarlos, sin duda, aportará beneficios a nuestra salud y bienestar. Raquel Adrián, experta en técnicas de cosmética natural, nos dará algunos trucos caseros para que nuestros pies permanezcan perfectos tanto por dentro como por fuera.

La exfoliación es un paso fundamental, un barreño con agua y un poco de bicarbonato son los dos elementos sencillos con los que complementaremos el cuidado básico. Primero dejaremos los pies a remojo y, a continuación, los frotaremos durante un rato con bicarbonato para arrastrar las pieles muertas, con este sencillo hábito desinfectaremos el pie y le aportaremos luminosidad y suavidad. Se recomienda repetirlo dos veces por seman
a.

La miel puede ser un gran aliado, debido a sus propiedades calmantes y antisépticas, añadirlo a la receta consigue, según la experta, una mayor hidratación además, ayuda a eliminar bacterias. La miel es un ingrediente calmante, que la piel agradecerá después de una jornada de esfuerzo.

Si el día fue especialmente duro o lo tacones demasiado altos, nada mejor que terminar la exfoliación añadiendo al pie seco un poco de vicks vaporub o unas gotas de aceite de pipermint. Estos dos ingredientes darán sensación de frío y relajarán la planta, reactivarán la circulación y favorecerán el descanso. Una puesta a punto excelente para iniciar la siguiente jornada con energía.


Ingredientes caseros para unos pies a prueba de sandalias

log in

reset password

Back to
log in
 

Cierra la ventana o espera segundos...