A Ben Affleck le llueven las críticas tras reprobar a Weinstein


Por la boca muere el pez. El refrán le viene que ni pintado al actor y director Ben Affleck (45), quien, tras sumarse a la legión de críticos contra al antaño todopoderoso productor de Hollywood Harvey Weinstein (65), por abusos sexuales que se remontan a mucho tiempo atrás, ha salido escaldado. «Estoy disgustado y enfadado con el hombre con el que he trabajado y ha usado su posición de poder para intimidar, acosar sexualmente y manipular a muchas mujeres durante décadas», condenaba Affleck a través de su cuenta de Twitter. «Esto es completamente inaceptable y estoy preguntándome qué puedo hacer para que esto no le pase a otros. Necesitamos proteger a nuestras hermanas, amigas colegas e hijas», añadió.

Casi al instante, saltaba como un resorte la actriz Rose McGowan (44), una de las supuestas víctimas del productor, para pedirle a Affleck que se callara y señalarle como un hipócrita, puesto que «conocía perfectamente» las prácticas de quien hasta hace dos días consideraba como uno de sus grandes amigos. Incluso, aseguraba, las «encubría». Inmediatamente después, la presentadora Hilarie Burton aprovechó para recordar que Affleck la «manoseó» de una manera grosera durante el programa de la MTV «Total Request Live», en 2003. Burton tenía 20 años y, explicó, aquello «no lo he olvidado». Ante el sonrojo generalizado, Ben Affleck no tuvo más remedio que asumir el derechazo y pedir disculpas: «He actuado inapropiadamente hacia la señorita Burton y me disculpo sinceramente».

Mientras tanto, Harvey Weinstein ha puesto rumbo a Arizona a bordo de su avión privado para someterse a una cura de desintoxicación de su adicción al sexo. El pasado miércoles salía de la casa de su hija Remy en Los Ángeles para dirigirse a los periodistas congregados a las puertas de la residencia y comunicarles, en tono coloquial, su disposición a regenerarse: «Chicos, tengo que conseguir ayuda». Precisamente desde esa vivienda, horas antes se emitió una llamada a emergencias en las que una voz femenina dijo que «mi padre es un suicida y deprimido», según ha desvelado el portal de noticias «TMZ».

Lejos de enfriarse, el caso Weinstein está tomando tal temperatura que podría sacudir profundamente los cimientos de Hollywood. De momento, todos se preguntan por qué se hizo la vista gorda durante tanto tiempo a lo que era un secreto a voces.

TE PUEDE INTERESAR


A Ben Affleck le llueven las críticas tras reprobar a Weinstein

log in

reset password

Back to
log in
 

Cierra la ventana o espera segundos...