Doña Letizia, el «revival» del estilo años 50 en el día de la Fiesta Nacional


La Reina Letizia lució impecable durante el desfile y la recepción del día de la Fiesta Nacional. Ahora más que nunca, cuando lo que importa es el fondo -la unidad de España y la ausencia de enfrentamientos-, la Reina ha recurrido a una «forma» prudente y adecuada.

Partiendo de la estética reinante en las películas de Hitchcock protagonizadas por Tippi Hedren, los principales estilismos de la jornada han brillado por su sencillez y su corte años 50. Doña Letizia llevó un Felipe Varela, como siempre suele hacer en estas ocasiones. Se trataba de un traje de chaqueta en cheviot gris con bordados a mano en hilo azul y en la falda a tablas, un conjunto muy similar al de Carolina Herrera que hace ahora un par de años lució durante la visita de los Reyes de Jordania a España.

El largo de la falda, los zapatos negros de salón, el discreto recogido, el suave maquillaje, la pochette negra también de Varela, el broche de perlas y los pendientes largos que tantas veces ha utilizado, mostraban un claro interés por aparecer comme il faut; es decir, con elegancia regia. Pero si algo destacó con respecto a numerosas ocasiones previas, fue que escogiese un atuendo con chaqueta y llevase manga larga, lo más correcto para un acto oficial de esta seriedad, celebrado en un exterior durante el otoño.

Las dos hijas de los Reyes también lucieron impecables. La Princesa Leonor, de rojo, acudió a tan importante cita con un vestido de falda con capa de Carolina Herrera, bailarinas y rebeca del mismo tono. La Infanta Sofía llevaba un conjunto de tweed rojo, blanco y negro, de Pili Carrera, con curiosos botones dorados y manoletinas a juego.

Otra de las presentes que versionaba a la Tippi Hedren de «Los Pájaros» de Hitchcock fue la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, que con un recogido muy similar al de la actriz y un conjunto de falda y chaqueta de dibujos geométricos, cubría sus brazos con manga larga, lo más adecuado en un acto oficial de esta temporada. La ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, otra que escogió un precioso modelo negro de corte años 50, iba más de cóctel que de mañana y, como siempre, mostró los frutos del gimnasio y el golf con su vestido sin mangas.

Con las mejores intenciones, Susana Díaz dejó atrás sus habituales chaquetas cortas y lució un modelo en blanco y negro de vuelo -de nuevo al estilo años 50-, firmado por Carolina Herrera. Las demás políticas presentes iban correctas: Ana Pastor, Cristina Cifuentes o Manuela Carmena repetían atuendo, algo absolutamente lógico. Aunque, a decir verdad, lo que realmente importa es que nuestras políticas hagan su trabajo correctamente y esto de los atuendos, no llamando la atención ni por exceso ni por defecto, es un gesto más.

Galería de imágenes
Vea la galería completa (0 imágenes)

TE PUEDE INTERESAR


Doña Letizia, el «revival» del estilo años 50 en el día de la Fiesta Nacional

log in

reset password

Back to
log in
 

Cierra la ventana o espera segundos...