Formación a golpe de martillo


«Recuerdo una deportista que, tras retirarse, me decía: Susana, no sé cuándo me tengo que duchar. Es que antes me duchaba siempre después de entrenarme. U otra que tomando un café a las doce del mediodía se ponía a llorar porque a esa hora siempre estaba en la pista. Se sentían perdidas». Quien explica estas anécdotas que bordean el drama es Susana Regüela, ex atleta y cuatro veces campeona de España en lanzamiento de martillo (1995 a 1998). Regüela es actualmente responsable de la Unidad de Formación del Centro de Alto Rendimiento (CAR) de Sant Cugat y se dedica a trabajar con deportistas para ayudarles a gestionar lo que se ha denominado como «carrera dual», es decir, compaginar la vida deportiva con su formación personal y prepararles para la transición que conlleva cualquier retirada.

Susana tuvo una buena inserción en el mundo laboral. Tenía las ideas muy claras desde el principio. «Un día vi a una cadete que lanzaba muy bien el martillo y pensé: Susana, es el momento de retirarse. Solo te quedan dos años más. Berta Castells será un gran relevo. A partir de ahí aproveché para acabar de formarme, terminé la carrera de psicología, empecé el doctorado y en 2004 empecé a trabajar en el CAR. Traté de importar modelos anglosajones que procuraban compaginar deportes, estudios e inserción laboral». Las becas y los resultados le ayudaron aunque con el programa Universo Mujer, del CSD, le hubiera ido mucho mejor, seguramente.

Programas compensatorios
«Yo empecé con lanzamiento de peso pero cuando vi que había tocado techo me pasé a martillo, una disciplina que hasta entonces había sido solo masculina y que empezaba para las féminas. Era un deporte poco reconocido y siendo mujer… No me daban ni unas zapatillas», recuerda. Y asegura que ahora «la gestión de carrera en la mujer es diferente y la atención a esa gestión también debe ser diferente. Hay programas compensatorios. El deporte femenino no da dinero pero sí da rendimiento». Y reivindica que «en los últimos Juegos Olímpicos cuatro medallas de oro y tres de plata fueron femeninas, por 3 oros y una plata conseguidos por los hombres».

La ex atleta valora positivamente estas ayudas, como la iniciativa Mujer, Salud y Deporte, impulsada por Iberdrola. «Con estas ayudas, becas y programas se ha conseguido que la mujer vea su etapa deportiva mucho más longeva, que pueda planificar un embarazo…». No obstante, Regüela aún ve sustanciales diferencias con el deporte masculino: «Mireia Belmonte es ahora la deportista que mas cobra de las becas ADO porque es la que ha ofrecido más rendimiento. Pero seguro que un nadador con el mismo rendimiento tendría más impacto a nivel de patrocinadores y reconocimiento social porque tiene más seguimiento en los medios deportivos».

La ex atleta dirige la unidad de Formación del CAR

INÉS BAUCELLS
El objetivo de Regüela y su equipo es la creación de un programa integral para el desarrollo del deportista y su evolución personal dentro de la sociedad. Definición que encajaría perfectamente con el Universo Mujer del CSD. No hay que olvidar que, además, los deportistas del CAR están en paridad en cuanto al número por sexo. «Me parece importante que un deportista se vaya de la práctica activa del deporte con algo más que unos simples resultados deportivos», explica esta psicóloga, que aboga por un trabajo preventivo: «Desde el principio, las federaciones y los entrenadores deben concienciar al deportista de lo que le espera y de lo importante que es la formación, una carrera en paralelo».

En este sentido, reconoce que «hay un cambio en los últimos cinco años, tanto en entrenadores como en instituciones públicas que tratan de dar ese enfoque hacia la importancia de que hay que tener un proyecto más al margen del deporte». No obstante, no siempre obtienen la colaboración del interesado: «Los deportistas talentosos están enfocados en conseguir resultados y no quieren quitarse tiempo del entrenamiento. Ycuando se retiran no lo aceptan porque pierden todo el reconocimiento. Tienen que pasar un duelo, con todas sus fases. Y es complicado, muy complicado».

TE PUEDE INTERESAR


Formación a golpe de martillo

log in

reset password

Back to
log in
 

Cierra la ventana o espera segundos...