El «apetito sexual» de Kevin Spacey también alcanzó a la Casa Real Noruega


Durante sus 14 años de matrimonio con la princesa Marta Luisa de Noruega, el extravagante y verborreico Ari Behn desempeñó con maestría el papel de perfecto yerno incómodo. Sus continuas salidas de tono pusieron en entredicho la imagen de la Corona una y otra vez;deambuló por las calles de Londres pidiendo limosna, se disfrazó de drag queen para acudir a una fiesta e incluso ridiculizó a su esposa en un acto oficial.

Tras el divorcio de la pareja en agosto de 2016, los Reyes Harald y Sonia de Noruega recuperaron la tranquilidad y estabilidad que le sustrajo Behn. Él se volcó en sus grandes pasiones, la pintura y en la caza, y desapareció del primer plano. Ayer volvió a copar titulares e informaciones después de confesar que él también fue víctima del actor y, según sus víctimas, depredador sexual Kevin Spacey
. Eso sí, el exyerno de los Reyes de Noruega, de 46 años y escritor de profesión, ha restado importancia y dramatismo a los hechos que se remontan a 2007, durante un concierto en el Oslo Spektrum con motivo de la entrega de los Premios Nobel. «Tras el espectáculo estábamos conversando, él estaba sentado junto a mí. Después de cinco minutos, me dijo: ‘‘Oye, salgamos a fumar un cigarrillo’’. Y mientras me lo decía, me tocó la entrepierna por debajo de la mesa», detalló Behn al periodista Michael Andreassen, de P4 Radio Chanel.

Fiel a su estilo, lejos de ruborizarse, Behn le respondió con sorna: «Quizá más tarde». «Fue muy divertido, fue una noche genial […] Él es un actor brillante». Un tono que dista mucho del empleado por otras víctimas del protagonista de «House of Cards», como Anthony Rapp, el intérprete que sufrió el acoso con tan solo 14 años y el primero en abrir la veda de una interminable lista de acusaciones.

Vacaciones en Jerez
Desde que Ari Behn y la primogénita del Rey Harald decidieran separar sus caminos solo les queda en común sus tres hijas, Maud, Leah y Emma. Él rehizo su vida sentimental junto a Ebba Rysst Heilmann, una abogada y socióloga que nació en Moss, en el sureste de Noruega. Behn reside en Londres, pero en cuanto tiene unos días libres se escapa a Andalucía concretamente a Jerez de la Frontera. Amante de la caza y el campo, pasa algunas semanas en la finca «Alcántara Ecuestre». A menudo comparte escenas campestres en su cuenta de Instagram, donde le siguen 17.000 personas;aparece galopando a lomos de un caballo blanco o con su botín de perdices y escopeta en mano tras una jornada de caza.

INSTAGRAM

TE PUEDE INTERESAR


El «apetito sexual» de Kevin Spacey también alcanzó a la Casa Real Noruega

log in

reset password

Back to
log in
 

Cierra la ventana o espera segundos...