Se propagan los disturbios a causa del hambre por el sur y la zona andina de Venezuela


Los saqueos a los comercios y a los camiones que transportan alimentos a Caracas se han extendido desde Bolívar, en el sur de Venezuela, hacia la zona andina. Los enfrentamientos con las fuerzas de seguridad se saldaron el jueves con cuatro muertos y 15 heridos, que se suman a las seis víctimas mortales de las últimas dos semanas. Los disturbios ocurrieron en una zona agrícola del norte de Mérida, en las localidades de Caño La Yuca, El Pinar Tucaní, Palmarito y Arapuey, donde un grupo de personas saqueó los comercios y algunos camiones.

MÉRIDA. Arapuey 4 muertos y más de 15 heridos. Tomada la población por el CONAS, GNB y policía de Mérida. Declarado toque de queda después de las 6 pm. Comerciantes buscan defender sus propiedades— Gaby Arellano (@gabyarellanoVE)

11 de enero de 2018La diputada Gaby Arellano aseguró en su cuenta de Twitter que en la localidad de Arapuey hubo cuatro muertos y más de quince heridos, que la población estaba «tomada» por la Guardia Nacional Bolivariana y la Policía de Mérida, y que se decretó el toque de queda a partir de las seis de la tarde. Arellano precisó que los comerciantes «buscan defender sus propiedades».

Manuel Alberto Oria Márquez, de 23 años, murió en el Centro de Diagnóstico Integral (CDI) de Santa Elena de Arenales por una herida de bala. Al parecer intentó robar un camión en el peaje de Tucaní, en el sector Caño La Yuca. Un adolescente de 17 años también perdió la vida al recibir un disparo en el pecho, cerca de la pasarela de Arapuey. Según el testimonio de los vecinos, un grupo de personas armadas se presentó en unos vehículos mientras se celebraba una protesta por la falta de alimentos y se pusieron a disparar contra los manifestantes. Otras víctimas fueron Arturo Lino Volcanes Guillén, de 23 años, y Elizabeth Sierra, de 26 años. Los heridos fueron trasladados al hospital de Valera Ticani y El Vigía.

Seis muertos
Con los cuatro muertos de Mérida son ya seis las víctimas mortales de las protestas y saqueos en las dos últimas semanas a causa del hambre y la escasez de alimentos. El pasado 31 de diciembre una joven embarazada de 19 años murió tras recibir un disparo en la cabeza, presuntamente realizado por un militar, mientras hacía cola para comprar jamón distribuido por el Gobierno en Caracas. Y el 10 de enero, un joven de 19 años pereció durante un saqueo a camiones cargados con harina y pollo en la ciudad de Guanare (Portuguesa).

Tanto el Gobierno de Nicolás Maduro como la oposición se acusan mutuamente de los saqueos y la violencia con los que ha comenzado 2018.

TE PUEDE INTERESAR


Se propagan los disturbios a causa del hambre por el sur y la zona andina de Venezuela

log in

reset password

Back to
log in
 

Cierra la ventana o espera segundos...