Carla Bruni, José María Aznar y Pedro Almodóvar, la foto que no pudo ser


El paso de Carla Bruni y Nicolas Sarkozy por Madrid esta semana ha causado un gran revuelo en la capital. La modelo y cantante italiana presentó el miércoles en el Teatro Nuevo Apolo (dentro del ciclo de conciertos Atlantic Sons Festival) su último disco, «French Touch», donde versiona canciones de los Rolling Stones, Depeche Mode, AC/DC, Lou Reed o Abba. Al espectáculo de Bruni no faltaron José María Aznar y Ana Botella (que se acomodaron junto a Sarkozy), el presidente de Endesa, Borja Prado; el director de cine Pedro Almodóvar, el pintor Antonio López o Alfonso Diez, viudo de Cayetana de Alba, todos ellos invitados personalmente por el matrimonio Sarkozy-Bruni.

Al acabar el recital, tal y como ha podido saber este periódico, los Aznar y Almodóvar se dirigieron al camerino para saludar y felicitar a la protagonista de la noche. Al parecer, un miembro del equipo de Bruni propuso inmortalizar el encuentro del ex presidente del Gobierno y el director manchego con Carla con una foto, pero artífice de «Mujeres al borde de un ataque de nervios» declinó el ofrecimiento. Poco después, Bruni y Sarkozy salieron por la puerta trasera del teatro, tras los pasos de los Aznar. Decidieron no salir a cenar -«estaban demasiado cansados», según fuentes cercanas- y optaron por pedir room service en el hotel Santo Mauro, donde pasaron la noche.

Una siesta
Dos días antes, el lunes 8, Bruni había aterrizado en la capital para acudir a su cita con Pablo Motos en «El Hormiguero». El martes volvió a París y regresó a Madrid a las doce de la mañana del miércoles, ya en compañía de su marido. Ese día, el matrimonio almorzó en el hotel y disfrutó de una de las costumbres españolas más placenteras, la siesta. Después, se prepararon para el concierto. Bruni llegó antes al Teatro Nuevo Apolo para las pruebas de sonido, mientras que Sarkozy se presentó con el tiempo justo para desearle buena suerte a su mujer. «Además de ser súper accesibles y encantadores, por la forma en que se miran y se ríen se ve que no pueden estar más enamorados», cuenta a ABC una de las personas que les ha acompañado durante su periplo madrileño.

El jueves por la mañana Sarkozy volvía a Francia a primera hora, mientras que Bruni se subía a un AVE en la estación de Atocha para viajar a Barcelona. Ayer, a las siete de la tarde dio ofreció otro concierto en el Palau de la Musica, dentro del marco de la 19ª edición del Festival Millenni. De la misma forma que a Sarkozy le hacía mucha ilusión acompañar a su pareja al concierto de Madrid, donde tuvo la oportunidad de reencontrarse con buenos amigos que ambos tienen en la capital, el expresidente francés optó por no seguir a su esposa a Barcelona. Según fuentes cercanas, «entiende que la situación política en Cataluña no es la mejor y no le interesa que su nombre se asocie al conflicto catalán». Bruni se reunirá con él este fin de semana, cuando aterrice de nuevo en Francia.

TE PUEDE INTERESAR


Carla Bruni, José María Aznar y Pedro Almodóvar, la foto que no pudo ser

log in

reset password

Back to
log in
 

Cierra la ventana o espera segundos...