Chambao: «Nosotros creamos un nuevo estilo que nadie hacía y que fue muy influyente»


El panorama musical español arrancó el siglo XXI con una pequeña gran revolución, un soplo de aire fresco que llegó desde el barrio malagueño de Pedregalejo, donde un grupo de amigos había estado gestando un nuevo sonido, un nuevo estilo musical combinando el flamenco con la música electrónica ambiental.

Aquel atrevimiento podría haberles salido caro, pero los planetas se alinearon para que María del Mar Rodríguez Carnero «LaMari» y los primos Daniel y Eduardo Casañ dieran con una formula perfecta, equilibrada y adictiva con la inestimable ayuda del productor Henrik Takkenberg. Con él grabaron en 2002 un disco cuyo título dio nombre a todo un nuevo género, «Flamenco Chill», en el que también participaron artistas como Vicente Amigo, Elena Andújar o José Luis Encinas; y en 2003 publicaron su debut oficial, «Endorfinas en la mente» con la producción de Bob Benozzo, logrando un colosal éxito de ventas.

Pero, paradójicamente, con la llegada de la fama la solidez del grupo se fue resquebrajando y comenzaron las deserciones en sus filas. «Sí, en 2002 se fue Henrik Takkenberg, en 2003 se fue Dani, y en 2005, el año en que se publicó nuestro segundo disco, “Pokito a poko”, se fue Eduardo. Después fue cuando a mí me diagnosticaron cáncer y estuve mucho tiempo dándole vueltas a mi futuro. Estuve a punto de dejar la música. Pero al final seguí adelante sola, gracias a Dios». Dos años después de aquello llegó a las tiendas su tercer disco, «Con otro aire», pero desde entonces Chambao estuvo en barbecho discográfico durante nueve años, hasta la publicación de «Nuevo Ciclo» en 2016.

Dos años después, LaMari ha decidido poner punto final a la aventura con un gran concierto en el Wizink Center de Madrid, en el que obviamente repasará todos los grandes clásicos de Chambao. Pero no podrá contar con los miembros fundadores del grupo, pues las agendas no han cuadrado. «No puede ninguno de ellos, yo pensaba que era una buena fecha, que después de las Navidades no tendrían mucho lío, pero tanto a nivel de viejos miembros como de otras colaboraciones, ha sido imposible. Muchos están trabajando o de vacaciones, pero sí vendrán algunos músicos que han tocado en Chambao, además de algunos invitados que ya he anunciado en mis redes sociales, y otros que vendrán por sorpresa».

El fin de una tendencia
La artista malagueña es consciente de la trascendencia que tiene la despedida de Chambao, ya que en cierto modo certifica la defunción de una tendencia musical que arrasó una década atrás. «Nosotros sacamos a la palestra un estilo nuevo que nadie hacía y que fue muy influyente para muchas bandas. Por eso ahora nosotros lo cerramos». LaMari asegura que no tiene sentimientos encontrados respecto a este final, «porque hace bastante tiempo que Chambao dejó de tener cuatro miembros, y porque ya no hace flamenco-chill. Sólo siento un poquito de nostalgia por una etapa que se cierra y que me ha dado muchas cosas». Ya en su último disco, «Nuevo Ciclo», LaMari volcó unas inquietudes artísticas muy alejadas de la fusión flamenca que siempre ha caracterizado a Chambao. «Ese ha sido uno de los motivos para la despedida del grupo, que yo ya estoy en otra onda», asegura la cantante, que ha aprendido tanto con los productores que ha trabajado que quizá se lance a producirse a sí misma». Ojalá, yo voy aprendiendo y soy muy autodidacta, pero es que en realidad el tema máquinas me aburre un poco, eso de controlar tanto de comandos, plug-ins y esas historias (risas)».

La cantante ya tiene varias maquetas grabadas para su próximo disco, «pero por ahora no voy a contar nada», dice con cautela. «Primero quiero hacer la despedida de Chambao, ir viendo cómo hacer las cosas y ver qué rumbo tomará el primer disco de LaMari. No sé si saldrá este año o el siguiente, no quiero pensar mucho en eso ahora».

TE PUEDE INTERESAR


Chambao: «Nosotros creamos un nuevo estilo que nadie hacía y que fue muy influyente»

log in

reset password

Back to
log in
 

Cierra la ventana o espera segundos...