Blanca Gracia: «Intentaré sorprender en ARCO con una sesión de hipnosis»


Escasos años después de dar sus primeros pasos en el mundo del arte, Blanca Gracia (Madrid, 1989), ya ha conseguido sentar las bases para crearse un nombre en este ámbito. Todo ello se ha confirmado a lo largo de este año en forma de premios. Además de iniciar su andadura en ARCO, la joven artista ha recibido reconocimientos como el Generación 2017 y el BMW de pintura que ella misma considera «muy importantes» para su futuro.

Muchos la califican como una de las mejores artistas jóvenes de España, ¿cuál es su secreto?

Yo no creo en esos calificativos. Trabajas mucho y algún día te sale bien y otro peor. El mundo del arte es muy cambiante y no sabes dónde puedes acabar.

¿Cómo ha alcanzado este estatus?

Sobre todo, con mucha suerte. Yo he trabajado siempre mucho y he afrontado las cosas con ganas pero también influye que de repente cuentes con un foco mediático sobre ti. Me seleccionaron para participar en los Encontros de Artistas Novos en Galicia. Yo sólo llevaba un año pintando en el estudio pero, desde que me cogieron, todo empezó a ir muy rápido en mi carrera, a veces demasiado rápido. Fue muy loco, de repente tenía otro proyecto y así fui encadenando obras.

¿Desde cuándo lleva pintando?

Desde pequeña. Estaba todo el día llenando folios con dibujos e historias. Ahora pinto mucho con colores pero de pequeña todo lo hacía con lápiz. En el colegio llenaba los márgenes de dibujos y comenzó a interesarme mucho el mundo de los cómics. Mis padres intentaron con buena fe que fuese por otra rama más práctica pero me empeñé en hacer Bellas Artes y creo que he acertado.

¿Cuál es la temática más habitual en sus obras?

Intento jugar con la ironía y toco temas que personalmente me interesan de nuestra sociedad. Esto lo extrapolo a otros momentos de la historia con intención de hacer filosofía política de manera que al final acaba quedando una especie de teoría absurda. Suelo jugar con las imágenes para que parezcan un mundo paralelo introduciendo elementos fantásticos o de realismo mágico. También tengo un vínculo con la naturaleza. Muchas veces son sitios donde escapar. Una naturaleza que realmente ya no existe porque la hemos domesticado.

¿Tiene algún artista que le sirva como fuente de inspiración?

Hay muchos artistas que me gustan. Kara Walker o Peter Doig me interesan bastante pero últimamente me llama mucho la atención una que he descubierto hace poco: Spartacus Chetwynd. Esta artista británica juega con cosas que a mí me interesan como el vídeo y la «performance», además de que toca temas de actualidad de manera irónica mezclando mitología y cuentos.

¿Cómo se organiza cuando tiene que empezar una nueva obra?

Cuando me siento delante del lienzo en blanco yo ya he hecho mil bocetos, pero el miedo a quedarse in albis siempre está, aunque luego las cosas salen. Hay un momento en el que, a pesar de que tú tienes algo pensado, las cosas van saliendo espontáneamente. Pintar es algo muy orgánico, depende del día. De repente te sale una cosa y luego te das cuenta, a partir de algo que te llama la atención, que podrías meter algún otro elemento para mejorarlo en algún aspecto.

¿Qué características marcan su forma de trabajar?

A veces soy muy meticulosa y exigente con mi trabajo. Lo más importante es que esté haciendo algo que me guste, algo que me motive y me divierta. También tiene que ser un trabajo relevante para gente ajena a la obra. En eso es en lo que más me gustaría trabajar, en el nivel comunicativo.

¿Se considera una persona supersticiosa?

Algo sí que lo soy pero no tanto como para llegar al nivel de creer que las «manías» me puedan cambiar la vida. Tengo un collar que me pongo siempre porque me da suerte y le cojo cariño a algunas cosas pero todo dentro de la normalidad.

¿Vive solamente del arte o tiene alguna otra profesión?

De momento sólo trabajo en mis obras. Desde que empecé he tenido suerte y me han salido proyectos continuamente y, por ahora, me han permitido sostenerme económicamente. A pesar de esto, tengo en mente hacer un máster en el futuro que me permita dedicarme a la docencia, lo que compaginaría con el arte.

¿Cómo sobrevive una artista en tiempos de crisis?

Lo sobrepasas malviviendo ya que el mercado del arte es muy inestable y no sabes cuándo te va a entrar un ingreso. De momento vivo en casa de mis padres. Esta profesión es difícil compaginarla con tu vida personal.

¿Qué otros hobbies tiene que estén alejados del arte?

Me gusta salir con mis amigos e ir al cine, sobre todo el día del espectador. Algunas películas me sirven como inspiración de forma que me divierto y adquiero nuevas ideas. También me encanta caminar y salir por el campo. En Madrid no lo puedo hacer pero mi familia tiene una casa en los Pirineos e ir allí es como un retiro natural.

Blanca Gracia en el estand de ABC Cultural en ARCO en 2016

ABC

Respecto a ARCO, ¿cómo se organiza para la feria?

Vamos tres artistas en el estand de Ángeles Baños. Juan Carlos Bracho, Eder Santos y yo. Entre los tres, el objetivo es crear un espacio armónico. Tenemos bastantes cosas en común y compartimos un mismo elemento ritual, aunque tengamos una estética distinta. Hablamos meses antes y escogemos lo que va a llevar cada uno.

¿Tiene preparada alguna sorpresa para esta edición?

Estoy preparando varios cuadros y una animación que tendrá que ver un poco con una sesión de hipnosis. Espero que sea la sorpresa del estand y estoy expectante de ver cómo cuaja en la feria. Lo único que puedo decir es que tiene que ver con las fugas y con la evasión de nuestro mundo a través de una sesión de hipnosis absurda.

¿Qué es lo mejor de ARCO?

Lo mejor es la cantidad de gente que pasa por la feria y las personas interesantes que te puedes encontrar con importancia internacional. Además, se concentran galerías potentes, y eso puede servir para aprender mucho, sobre todo desde el punto de vista de un artista, ya que sales con nuevas ideas.

TE PUEDE INTERESAR


Blanca Gracia: «Intentaré sorprender en ARCO con una sesión de hipnosis»

log in

reset password

Back to
log in
 

Cierra la ventana o espera segundos...