El abogado de Rosell denuncia la situación de injusticia que vive


Nueve meses después de que Sandro Rosell ingresara en prisión preventiva su defensa no encuentra justificación alguna a su situación y no entiende que la Audiencia Nacional le haya denegado la libertad provisional en hasta seis ocasiones. «El caso de Sandro Rosell es extraordinario, injusto e inhumano», denuncia el abogado del expresidente del Barcelona, acusado de un delito de blanqueo de capitales procedentes de comisiones ilícitas obtenidas de la venta de los derechos audiovisuales de 24 partidos de la selección de fútbol brasileña. Pau Molins fue muy claro en TV3: «Nunca me había encontrado con un caso así».

Molins, que en su momento llevó la defensa de la Infanta Cristina o de Félix Millet, quiso denunciar la situación que vi Rosell, al que la juez Carmen Lamela mantiene en la prisión de Soto del Real al considerar que existe riesgo de fuga. «Tengo una cierta edad y experiencia en el mundo de la justicia penal y es un caso absolutamente extraordinario. Extraordinario por injusto, por inhumano y por desproporcionado. No solo por Sandro Rosell, cualquier persona, se llame como se llame, que lleve casi nueve meses encerrado en la cárcel sin juicio es una vulneración de derechos fundamentales como es el de la presunción de inocencia y como es que una persona solo puede ser castigada después de haber pasado por un juicio y tenga una sentencia firme condenatoria, y este no es el caso», lamenta el letrado. Molins tira de precedentes para poner ejemplos de lo que él considera una gran injusticia: «Puedo poner miles de ejemplos en países civilizados, como los Estados Unidos, por ejemplo, donde Bernard Madoff, que fue la estafa más grande de la historia de la humanidad no pasó ni un minuto en prisión preventiva, porque la presunción de inocencia es sagrada, y lo que han de hacer los tribunales es investigar rápido. Lo que no puedes hacer es encerrar a una persona en la cárcel sin haberla enjuiciado y encima en nueve meses no hacer nada. ¿Qué necesidad hay de encerrar a una persona ya condenada? Porque Sandro Rosell está muerto, está muerto, civilmente está muerto. La gente piensa, ‘si le han metido en la cárcel, algo habrá hecho’. Y al revés. Cuando una persona espera un juicio estando en libertad la gente piensa ‘este será inocente’. Y luego puede pasar todo lo contrario. Ser culpable el que estaba en libertad e inocente el que estaba en la cárcel».

El abogado desveló el estado anímico de Rosell y cuantificó el daño que está sufriendo mientras espera un juicio que, según él, ya tendría que haberse celebrado hace mucho tiempo: «Lógicamente Sandro no está bien. Una persona a la que sus abogados y la gente le dice que la prisión preventiva en temas económicos máximo se alarga un mes… Villar estuvo 12 días. Porque la ley dice que estarás en la cárcel el tiempo mínimo indispensable para encontrar las pruebas y que no se puedan manipular y no puedas huir. Hay otras medidas distintas a la cárcel para obtener esos objetivos. Para nosotros es muy sorprendente esta situación». Molins también trata de desmontar la teoría de la fuga si le conceden la libertad provisional: «Que le hayan embargado todas las cuentas es un motivo más para pensar que no huirá. Cuando una persona tiene todo su patrimonio embargado. Absolutamente todo. Desde el primer euro hasta el último y en una cuantía muy superior a la que le reclaman, no tiene ningún sentido lo que está pasando aquí».

Duras condiciones en Soto del Real
Mucha gente se pregunta qué trato debe estar teniendo el expresidente del Barcelona en Soto del Real y en qué condiciones vive, sobre todo teniendo en cuenta la crudeza con la que este año se ha desarrollado el invierno. Molins apela más al factor emocional que al físico: «Sandro Rosell no tiene ninguna queja de los funcionarios de prisiones. El trato que está recibiendo es correcto. Lo que las condiciones, no solo él, cualquier persona que esté en Soto del Real y más en esta época con el frío que hace allí, pasan mucho frío. Pero yo diría que este aspecto no es el peor, ni siquiera la privación de libertad. Lo peor es la imposibilidad de comunicarse y el contacto con la familia. No solo sufre la persona que está encerrada. Sufre toda la familia que no tiene ninguna culpa de la situación. Hablo de la mujer, de las hijas, los hermanos, los padres, que han de hacer 1.200 kilómetros para ir a ver a una persona querida».

Lograr la libertad condicional es uno de los grandes objetivos de la defensa de Rosell. «La defensa nunca propone una fianza carcelaria para eludir la prisión preventiva, en este caso fue la Audiencia Nacional la que en uno de los recursos nos dijo que no, que ratifica la decisión de la juez Lamela, pero abre una puerta y dice ‘si la defensa del señor Rosell hubiera ofrecido una fianza nos lo habríamos pensado’. Evidentemente cuando lo vimos, ofrecimos inmediatamente la fianza a las 24 horas. Los 400.000 euros los ofreció el padre de Sandro Rosell porque Rosell tiene las cuentas embargadas. Una vez lo presentamos nos dicen que no porque ‘si la Audiencia hubiera querido ya lo habría puesto en libertad’. La sorpresa llega cuando la misma sala que abrió el camino a la fianza luego dice que no, que se referían a otra cosa y querían poner de manifiesto la ausencia de colaboración el hecho de no haber ofrecido una fianza». Y recuerda amargamente que «el otro día vi un caso de un traficante de armas internacional que estuvo dos meses en Soto del Real y la Audiencia Nacional le dejó en libertad con una fianza de 15.000 euros».

TE PUEDE INTERESAR


El abogado de Rosell denuncia la situación de injusticia que vive

log in

reset password

Back to
log in
 

Cierra la ventana o espera segundos...