Una Liga con pocas cosas en juego… y una Segunda al rojo vivo


R. RIOJA

Messi

Este martes arranca la 33ª jornada de Liga, y para desgracia de la competición, lo hace con escasa emoción. Hacía muchos, muchos años que no había tan poco por decidir a seis jornadas del final.

La lucha por el título está decantada, y la única incógnita es saber cuándo cantará el alirón el Barça. La zona Champions también ha quedado totalmente decidida, pues entre el cuarto y el quinto clasificado median 13 puntos. Por los puestos europeos sí hay emoción, con varios equipos en liza, y la lucha por el descenso, que parecía ya vista para sentencia, se ha avivado con el resurgir del Dépor.

Así las cosas, toca mirar a la Segunda, dónde la emoción por el ascenso es máxima. Son muchos los equipos que buscan subir a Primera, con varios históricos en la pelea, y todo apunta a que habrá emoción hasta el final.

El campeón: el Barça, a punto. Los azulgrana le sacan 11 puntos al Atlético con 18 por disputarse. Hoy, los de Valverde tienen una visita complicada a Vigo (21 horas, Celta – Barça, Bein Sports) pero la sensación es que ni con un tropiezo culé hay lucha por el título.

El morbo está más en cuándo se proclamarán campeones los catalanes, con un clásico ante el Real Madrid en la jornada 35 en la que los azulgrana pueden proclamarse campeoes o llevarse el título en ese mismo partido.

La champions: mucha distancia. Junto al Barça, la temporada que viene jugarán la máxima competición continental el Atlético de Madrid (ya matemático), el Real Madrid y el Valencia.

La mala trayectoria del Sevilla en las últimas jornadas de Liga, probablemente por sus compromisos en Copa y Liga de Campeones, le han descolgado de la pelea. El Betis, el que más cerca está, está a 13 puntos del Valencia, una distancia insalvable.

Por Europa: hay pelea. Aquí sí que hay tela que cortar. Para empezar, este sábado se sabrá si la Liga da dos plazas europeas o tres. Depende del Sevilla, si gana la final de Copa, jugará la Europa League la semana que viene, si no, deberá ganárselo en la competición doméstica.

La impresionante racha del Betis le ha colocado muy bien, con 8 puntos de ventaja sobre el Girona (el séptimo es el Sevilla). También está bien colocado el Villarreal. Girona, Celta y Getafe tienen opciones, y no se descarta que una racha positiva meta en la pelea a Real Sociedad, Eibar e incluso Athletic o Leganés.

El descenso: se aviva la lucha. Parecía todo más o menos decidido, pero dos victorias seguidas del Deportivo dan esperanza a los gallegos, que sueñan con alcanzar a un Levante que tiene una renta de cinco puntos.

El Málaga tiene ya los dos pies en Segunda, y este jueves podría consumar su descenso si pierde en su visita al Levante. Las Palmas aún guarda alguna esperanza, pero los 10 puntos que le saca el equipo valenciano parecen una distancia insalvable, especialmente por la mala imagen que está dando el conjunto insular en sus últimos partidos.

El ascenso: al rojo vivo. Aquí sí que hay tela que cortar. A falta de siete jornadas para la conclusión del campeonato en Segunda división, son muchísimos los equipos que optan o bien al ascenso directo o bien a jugar la promoción.

Sporting y Rayo Vallecano han pegado un buen arreón, y son ahora mismos los equipos que ahora subirían, pero el Huesca acecha. El equipo oscense, Numancia, Cádiz y Oviedo ocupan ahora los puestos que dan derecho a jugar la promoción, pero Zaragoza, Granada, Tenerife, Osasuna y Valladolid no andan lejos en la tabla y prometen plantar batalla.

A Segunda B: bailan dos plazas. La emoción en la liga de plata del fútbol español no está solo en la lucha por el ascenso, también en no bajar al pozo de la Segunda B, del que es bien sabido lo complicado que es salir una vez se cae.

Sevilla Atlético y Lorca están prácticamente desahuciados, mientras que las otras dos plazas es difícil saber para quién serán. Córdoba, Barça B, Cultural Leonesa, Almería, Gimnastic, Alcorcón e incluso Reus o Albacete lucharán en las siete jornadas que quedan para no ser uno de los equipos que descienden.

33ªjornada: entre semana. Hoy arranca una jornada con interesantes alicientes. El Deportivo – Sevilla (19.30 horas) medirá a un equipo que ha recobrado esperanzas de salvación y que está en un gran momento contra otro que tendrá la mente más en la final copera que disputará en cinco días que en el propio partido.

A las 21 horas, el Barça visita un campo que no se le ha dado especialmente bien en las últimas temporadas, Balaídos. El Celta siempre le pone las cosas complicadas a los de Valverde, que también anunció rotaciones de cara a la final de la Copa del Rey. La gran duda es si jugará un Leo Messi fundamental en este equipo pero al que se le ve en ocasiones fatigado y que ya ha tenido molestias ocasionales en las últimas semanas.

Para cerrar el día, a las 21.30 el Villarreal buscará reforzar su posición europea en El Madrigal ante un Leganés que se ha quedado en tierra de nadie, con el descenso y Europa lejos, algo que habla de la espectacular temporada que están realizando los pepineros.

TE PUEDE INTERESAR


Una Liga con pocas cosas en juego… y una Segunda al rojo vivo

log in

reset password

Back to
log in
 

Cierra la ventana o espera segundos...