Los bailarines de una compañía, obligados a coser sus propios tutús


Los artistas del Ballet Central de Londres se han visto obligadas a coser sus propios trajes y tutús después de que los ladrones robaran el vestuario de la compañía -aproxidamente un centenar de vestidos-, valorado en unas 20.000 libras (cerca de 23.000 euros).

El suceso ocurrió la pasada semana, cuando la furgoneta de la compañía, aparcada cerca de sus instalaciones en Farringdon, en el centro de Londres, fue sustraída por unos desconocidos. Además del vestuario, los ladrones se llevaron material de iluminación, montaje y escenografía. El robo total ha sido cuantificado por Christopher Marney, director artístico del Ballet Central, en 50.000 libras (57.000 euros).

Según dijo Marney al diario The Telegraph, el vestuario era el que los integrantes de la Escuela de la compañía tenían previsto utilizar en el espectáculo de su graduación, en la que son vistos por responsables de distintas compañías, lo que supone para ellos una oportunidad de trabajo.

La compañía ha tenido que encontrar una solución de urgencia, ante la imposibilidad de realizar a tiempo un nuevo vestuario, y ésta fue sacar a los bailarines de sus ensayos y ponerles a coser trajes de producciones anteriores para adaptarlos a las necesidades del actual espectáculo.

«No tenemos presupuesto para contratar personal adicional o comprar más telas -justificó Marney-; hemos sacado a los estudiantes de los ensayos y hemos bajado al sótano donde están las máquinas de coser para probar y combinar algunos conjuntos».

«El vestuario que tenemos en el almacén está siendo descosido y reconvertido en algo nuevo. Por supuesto, no se verá igual, pero es lo mejor que podemos hacer en esta situación».

TE PUEDE INTERESAR


Los bailarines de una compañía, obligados a coser sus propios tutús

log in

reset password

Back to
log in
 

Cierra la ventana o espera segundos...