Los socialcristianos amenazan con abandonar el gobierno por las discrepancias en inmigración


Tras 48 horas de máxima tensión y amenaza de ruptura de gobierno, la canciller Merkel ha accedido a una de las exigencias de su ministros de interior, el socialcristiano bávaro Horst Seehofer. Para intentar desbloquear el encuentro con los presidentes de los Bundesländer sobre inmigración, la canciller alemana ha aceptado la propuesta de devolver en la frontera a los refugiados rechazados ya previamente en Alemania en caso de que intenten de nuevo entrar en el país. Su concesión, sin embargo, no es suficiente para los bávaros, que en plena campaña electoral temen perder votantes a favor del partido antieuropeo Alternativa para Alemania (AfD). Seehofer, que pertenece a la Unión Socialcristiana (CSU) de Baviera, reclama también que sean devueltos todos aquellos refugiados que se hayan registrado ya en algún otro país de la Unión Europea y aquellos que no tengan documentos válidos. Esta reclamación está en línea con lo establecido en la Convención de Dublín, que señala que cada Estado se responsabiliza de los inmigrantes que pisan por primera vez Europa en su país.

La ejecutiva de la Unión Cristianodemócrata (CDU) ha respaldado de forma unánime a Merkel, frente al ultimátum lanzado por Seehofer y señala que «la cuestión debe resolverse a escala del Consejo Europeo y en consenso con los países más afectados por la llegada de inmigrantes», tal y como ha defendido la canciller, que ha rechazado explícitamente las propuestas de su ministro para endurecer las leyes de asilo y sumarse a la línea restrictiva de la vecina Austria.

Especialmente polémica es la fórmula que pretende imponer Seehofer para que se pueda rechazar a los peticionarios de asilo en las fronteras si éstos ya se registraron en otros países europeos. Merkel lo rechaza, por considerar que ello implicaría sobrecargar las capacidades de los países con fronteras exteriores de la UE, e insiste en que debe consensuarse una solución al problema migratorio a escala europea, no unilateral.

El también miembro de la gran coalición de gobierno, el Partido Socialdemócrata (SPD) ha expresado asimismo su respaldo a la línea de la canciller y confía en que a lo largo del día se llegue a un acuerdo que Merkel y Seehofer puedan presentar conjuntamente en una rueda de prensa a los medios de comunicación.

TE PUEDE INTERESAR


Los socialcristianos amenazan con abandonar el gobierno por las discrepancias en inmigración

log in

reset password

Back to
log in
 

Cierra la ventana o espera segundos...