La hija de Tamara Gorro recibe el alta hospitalaria tras un «pequeño susto»


Aunque el hospital nunca es el lugar preferido de nadie, menos lo es en vacaciones. Tras unas vacaciones por Ibiza, Tamara Gorro y su marido, Ezequiel Garay, han pasado unos días en un centro clínico al cuidado de su pequeña. Aunque ambos manifestaron su preocupación por las redes sociales, con imágenes en la que se puede ver a Shaila con el brazo vendado, la pequeña ya ha recibido el alta hospitalaria.

«¡Nos vamos a casita! Adiós hospital, hasta siempre», ha escrito la bloguera junto a una imagen en la que se ve a su hija de espaldas por delante y ella tras la pequeña llevando su mochila. Después ha utilizado el espacio de Instagram stories para agradecer todo el personal clínico, «enfermeras y médicos porque hacen sentir a los niños muy bien, de una manera muy especial y a los padres les da mucha tranquilidad».

¡NOS VAMOS A CASITA! Adiós hospital, hasta siempre👋🏻 #mamamolona #👑

Una publicación compartida de Tamara Gorro (@tamara_gorro) el 12 Jul, 2018 a las 3:01 PDT

Era a través de esta misma red social donde la exconcursarte de «Mujeres, hombres y viceversa» narraba lo acontencido y advertía que la familia estaba asustada. «Familia virtual, sois muchos los que me estáis preguntando porque no publico y no hay vídeo. Shaila nos pegó un pequeño susto hace dos días y estamos en el hospital ingresados. ESTÁ TODO CONTROLADO. Mañana si dios quiere nos vamos a casita», publicó.

Su marido también se sumó a los mensajes de apoyo a su pequeña. «Nunca te soltaré la mano princesa de papá. Gracias a dios fue un sustito, pero mi pequeña está muy bien», ha explicado Garay.

Nunca te soltaré la mano princesa de papá. Gracias a dios fue un sustito,pero mi pequeña está muy bien 💪👍 #G24

Una publicación compartida de Ezequiel Garay (@ezequielgaray24) el 11 Jul, 2018 a las 1:44 PDT

Tamara ha seguido utilizando el espacio de stories para atesorar que su hija ya se encuentra perfectamente. «¿Cómo estás Shaila?», le pregunta la madre. Por detrás, se oye a la niña gritar «biiiiieeeen». De hecho, la madre le propone bailar y es ella la que se arranca a cantar una canción. Después, desde su coche ha explicado que ya había llegado a su casa y ahora, su preocupacion era hacer la comida y darse una ducha.

TE PUEDE INTERESAR


La hija de Tamara Gorro recibe el alta hospitalaria tras un «pequeño susto»

log in

reset password

Back to
log in
 

Cierra la ventana o espera segundos...