Rabiot, más cerca que nunca del Barcelona


Adrien Rabiot es un jugador que siempre le ha gustado al Barcelona pero el PSG nunca ha estado dispuesto a negociar su salida, algo que ahora puede cambiar por varios motivos. De hecho, en Francia dan por hecho que el centrocampista francés se vestirá de azulgrana este mismo verano a cambio de unos 40 millones de euros y que el jeque Al-Khelaifi permitirá la operación por una doble causa. La primera es porque su flamante entrenador, Thomas Tuchel, ha dado luz verde a la salida del futbolista, y la segunda porque Rabiot acaba contrato la próxima temporada y aceptar un traspaso este verano sería la única manera de ingresar dinero y cumplir con el Fair Play financiero.

Además, el Barcelona ha ido de frente con el PSG y ha negociado el traspaso sin pedirle a Rabiot que forzara su salida, algo que no ocurrió con Verratti y que provocó el enfado de los mandatarios del club francés. Pep Segura y Eric Abidal han viajado a París sin esconderse y se han reunido con la madre y agente del futbolista, Veronique Rabiot, para sentar las bases de un acuerdo, que fueron aceptadas por todas las partes. La llegada de Abidal al Barcelona buscaba un acercamiento con el mercado francés, que como se está viendo en este Mundial, atesora futuribles estrellas. Aunque Rabiot no está en Rusia con su selección, es un centrocampista que, según los técnicos del Barça, encajaría a la perfección en el estilo de juego de Valverde. Precisamente, Rabiot se negó a participar como reserva en los entrenamientos de la selección francesa cuando Didier Deschamps le dejó fuera de los 23 seleccionados. Jugadores como Matuidi, Tolisso o Lemar fueron elegidos antes que el canterano del Paris Saint Germain. Su negativa a participar como reserva le han generado críticas en su país.

Tras los primeros contactos iniciados por Abidal, Segura se incorporó a las conversaciones este pasado martes. En el encuentro se acordó un salario de 7 millones de euros durante los próximos cinco años. También quiso asegurarse la posición en la que Valverde le utilizaría, ya que no quería jugar en posiciones de contención y prefiere hacerlo más como enlace con la delantera, en puestos más ofensivos, algo que el PSG no le ha garantizado. Es más, el club francés no solo no acepta sus pretensiones deportivas sino que tampoco asume sus exigencias económicas. Ahora falta por ver cómo evolucionan las negociaciones con el club francés, puesto que el Barcelona pretende rebajar los 40 millones de euros iniciales.

TE PUEDE INTERESAR


Rabiot, más cerca que nunca del Barcelona

log in

reset password

Back to
log in
 

Cierra la ventana o espera segundos...